Las Terribles Verdades

CON PREPARACIÓN FÍSICA A¨LA ANTIGUITA¨VENCÍ A PACQUIAO

on

Para la primera pelea contra Manny Pacquiao entrené en lo físico a “la antigüita”, despacio pero mucho. Corría todos los días desde 1 hora hasta 1 hora y 45 minutos; empezaba la mañana a las 5:45 am con carrera en el Valle de las Navajas en el Centro Ceremonial Otomi, un lugar que tiene de altura 3,050 metros de altura sobre nivel de mar. La rutina consistía en 4 días por semana con corridas por espacio de 1 hora y media por sesión y 1 dia de toda velocidad en los primeros 5 km y después completaba 1 hora. Los primeros 5 km los sacaba en 18 minutos y completaba una hora corriendo sueltito, y 1 día mas de subida de por lo menos 1hora a hora 15 min hasta los 3.200 metros de altura que es la parte mas alta, Mi mejor tiempo en los 5 km fue de 16 minutos, la verdad no sé que tan rápido es pero a 3,050 metros de altura estoy completamente seguro que es fantástico. Bueno, esto lo hacia diario y alternaba el día de velocidad con entrenar en la Unidad Deportiva de Toluca, además de nadar una vez a la semana, masaje dos veces a la semana y dos veces a la semana de sauna.

Les aseguro que he estado dedicado a cada uno de mis entrenamientos de la mejor disposición y gusto, para lograr un objetivo, todos esto más llegar en las tardes y hacer sesión de guantes, alternado con peleadores zurdos, desordenados, más pesados, más rápidos y de técnica, en verdad teníamos mucha gente para esta pelea, que estaba dispuesta a dar todo para ayudarme, incluyendo 2 personas que me ayudaban en las manoplas, mi fiel escudero Fernando Fernández en la velocidad y Al Stanky en la fuerza.

Sin lugar a dudas un grupo lleno de optimismo y deseos de lograr el triunfo, no me puedo olvidar de la comida y quien nos ayudaba, Don Beto y el Chef Juan Alvarez, así como lo cuento de simple, pero les aseguro que era agotador y cansado, pero teníamos el orgullo roto y había que componer el camino de la última pelea con Marco Barrera, significaba mucho ganar o de lo contrario empezaría el ocaso.

Salimos 10 dias antes del Otomí para trabajar a nivel de mar y obtener más velocidad, todo se cumplió en fecha, hora y agrado. Llegamos asi a una gran batalla una vez más, una noche que fue estupenda y el pesaje fue un mero trámite simple, pues no tuvimos problemas de marcar 130 libras, llegué al ring con unas ansias de demostrarle al público que estaba en lo mejor de mi carrera. La semana que viene hablaremos en concreto lo que paso round a round. Amigos, al ratón le gusta el queso.

Erik Morales

About Erik Morales

Primer campeón mexicano con 4 títulos mundiales absolutos WBC en diferentes divisiones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *